Inicio

Productos más vistos

Aceite Higado de Bacalao - Solgar -100  caps Ver más grande

Aceite Higado de Bacalao - Solgar -100 caps

Nuevo producto

10,04 € impuestos inc.

Más

Uso recomendado:
Complemento alimenticio para adultos, tomar una (1) cápsula blanda al día, preferentemente con las comidas o según indicación de un especialista.

Cada cápsula blanda aporta:
Aceite de hígado de bacalao noruego 407 mg
Aceite de hígado de pescado concentrado 0,4 mg
Que aporta:  
Vitamina A (1250 UI) 375 ug
Vitamina D (135 UI) 3,4 ug
Ácido eicosapentaenoico (EPA) (12%) 49 mg
Ácido decosahexanoico (DHA) (8%) 32 mg

Cápsula blanda: gelatina, glicerina.

Presentación: frascos de 100 y 250 cápsulas blandas.

Las vitaminas A y D son liposolubles y esenciales para nuestra salud y con frecuencia se encuentran juntas de forma natural.

La vitamina A tiene muchas funciones. En primer lugar está relacionada con el mantenimiento de una visión normal con luz tenue, o para prevenir la ceguera nocturna. También ayuda al crecimiento y formación de células en el cuerpo, lo que la hace esencial para el crecimiento corporal. Es especialmente necesaria para el crecimiento de los huesos. Si no se toma la cantidad suficiente, los huesos dejaran de crecer antes de que los tejidos blandos estén maduros. La vitamina A también es necesaria para el desarrollo normal de los dientes, porque la falta de vitamina A afecta a las células que forman el esmalte. Es importante además para la formación de tejido epitelial sano.

Hay dos tipos de tejidos epiteliales:

  1. los que cubren la superficie exterior del cuerpo -la piel protectora y resistente (la epidermis),
  2. los que revisten todas las membranas mucosas. Sin vitamina A, las células epiteliales se secan y aplanan, y gradualmente se endurecen hasta formar escamas que se caen. La vitamina A es necesaria para la salud de las membranas que recubren el estómago, la pared intestinal, la vejiga y los conductos urinarios, y para la salud de las glándulas sexuales y el útero. Por último, la vitamina A funciona mejor si el cuerpo tiene un nivel suficiente de zinc y una aportación adecuada de proteínas.

La vitamina D es necesaria para la absorción y utilización del calcio y del fósforo; para el crecimiento, el desarrollo y el mantenimiento de los huesos y los dientes de niños y adultos. En su forma activa, la vitamina D actúa con el calcio para controlar la formación de los huesos. La vitamina D es única en el sentido de que los humanos y los animales la obtienen normalmente de dos fuentes: formación espontánea en la piel por el sol mediante una reacción fotoquímica en la epidermis, y tomando alimentos que contengan vitamina D.